Vida en Finlandia

Omaisuus avioerossa
theme icon

La propiedad en casos de divorcio

Cuando el matrimonio se disuelve, se puede decidir de común acuerdo cómo repartir los bienes. También se puede acordar cuál de los dos cónyuges puede quedarse a vivir en el hogar común.

Ayuda en el reparto de los bienes

Cuando no es posible acordar cómo repartir los bienes, cualquiera de los cónyuges puede reclamar el reparto (ositus). El reparto se puede hacer inmediatamente después de presentarse la primera solicitud de divorcio. No es necesario esperar a que concluya el periodo de reflexión de seis meses.

Si se reclama el reparto de los bienes, el juzgado de primera instancia designará un liquidador que se encargue de ello. El liquidador debe recibir un pago por su trabajo.

Al principio del reparto, debe aclararse cuántos bienes y deudas tiene cada cónyuge. En el sitio web de orientación legal Suomen lakiopas se proporciona la información necesaria sobre el reparto.

El Ministerio de Justicia ofrece también más información.

¿El reparto se hace a partes iguales?

En general, los bienes se reparten a partes iguales tras el divorcio. Sin embargo, en casos excepcionales, no se hace a partes iguales. En esos casos, se puede realizar un arbitraje. Es decir, que es posible tener en cuenta qué es lo razonable en la situación específica. Por ejemplo, en un matrimonio que haya durado menos de cinco años, los bienes no se reparten necesariamente a partes iguales.

Solo se puede hacer el arbitraje si cada cónyuge lo reclama por separado.

La firma de un contrato matrimonial influye en el reparto de los bienes. Se puede encontrar más información sobre los contratos matrimoniales en el apartado El contrato matrimonial del portal Infopankki.

linkkiOikeusministeriö:
Reparto de los bienes matrimonialesfinés | sueco | inglés