Vida en Finlandia

Suomen historiaa

Historia de Finlandia

La llegada del hombre a Finlandia

La llegada de seres humanos a Finlandia comenzó hace unos 10 000 años. Llegaban del Este, de la actual Rusia, así como del Sur, del área de los países bálticos. Las raíces de la lengua finlandesa se hallan en las regiones centrales de Rusia, si bien se han ido incorporando elementos de las lenguas bálticas y germánicas. Hace más de 800 años que existe población de lengua sueca en Finlandia.

Finlandia como parte de Suecia y de Rusia

Finlandia formó parte de Suecia durante más de 600 años, desde la Edad Media hasta principios del siglo XIX. Durante ese tiempo, Suecia y Rusia lucharon con frecuencia por su dominio sobre Finlandia. Al final, en 1809, toda Finlandia quedó bajo dominio ruso tras vencer Rusia en una guerra que mantenía con Suecia.

Finlandia perteneció a Rusia durante el periodo 1809-1917. En él, disfrutó de autonomía, es decir, los finlandeses podían decidir por sí mismos sobre numerosos asuntos. El soberano de Finlandia, en cualquier caso, era el zar ruso.

La lengua y la cultura finlandesas y la economía vivieron un gran desarrollo durante el periodo de pertenencia a Rusia. A comienzos del siglo XX, no obstante, Rusia empezó a limitar la autonomía de Finlandia, algo que la población no aprobaba.

La independencia de Finlandia

En la fase final de la I Guerra Mundial, Finlandia se desgajó de Rusia tras aprobar el parlamento finlandés una declaración de independencia el 6 de diciembre del 1917. Finlandia se convirtió entonces en un estado independiente, y esa fecha se sigue celebrando aún en la actualidad como día de la independencia.

En la primavera del 1918, Finlandia sufrió una guerra civil que enfrentó a los rojos, defensores de los trabajadores, contra los blancos, representantes de la burguesía y los terratenientes. La guerra concluyó en mayo del 1918 con la victoria de los blancos sobre los rojos.

La Finlandia independiente adoptó la forma de una república cuya legislación es redactada por un parlamento elegido por el pueblo. El jefe del estado es un presidente, no un emperador ni un rey.

La Guerra de Invierno y la Guerra de Continuación (II Guerra Mundial)

A finales de noviembre del 1939, el ejército de la Unión Soviética atacó Finlandia. Durante la II Guerra Mundial, Finlandia y la Unión Soviética se enfrentaron en dos guerras: la primera tuvo lugar en el periodo 1939-1940 y se conoce como Guerra de Invierno; la segunda, llamada Guerra de Continuación, se libró en los años 1941-1944.

Como consecuencia de las guerras, Finlandia cedió territorio a la Unión Soviética. Más de 400 000 finlandeses se desplazaron como refugiados de las regiones perdidas al territorio restante de Finlandia. Sin embargo, para los finlandeses lo más importante fue que el país conservó su independencia.

Finlandia después de las guerras

Tras las guerras, muchos finlandeses temían que la Unión Soviética tratase de convertir Finlandia en un país socialista, como les había sucedido a otros países europeos vecinos de dicha potencia. Sin embargo, Finlandia logró establecer buenas relaciones con la Unión Soviética, conservó su sistema democrático y pudo aumentar también los intercambios comerciales con los países occidentales. En política exterior, Finlandia, durante mucho tiempo, hizo de mediador entre la Unión Soviética y el mundo occidental.

Tras las guerras, Finlandia pasó de ser un país agrario a uno industrial. Tras la industrialización, los finlandeses lograron vender cada vez más productos industriales al extranjero. Finlandia exportaba principalmente papel y otros productos de las industrias silvícolas.

Numerosos aspectos de la sociedad finlandesa se transformaron. Muchos habitantes emigraron del campo a la ciudad, y cada vez más mujeres se incorporaron al trabajo fuera del hogar. Los servicios públicos comenzaron a desarrollarse, lo que dio paso a los servicios sanitarios, la seguridad social y la educación básica públicos. En la década del 1960, cientos de miles de finlandeses emigraron a Suecia, donde había más trabajo y mejores salarios que en Finlandia.

La década del 1990 y el comienzo del nuevo siglo

Con la caída de la Unión Soviética a principios de la década de 1990, Finlandia se vio sumida en una crisis económica, ya que el comercio con ese país desapareció. En ese momento, muchas empresas quebraron, lo que se tradujo en la pérdida de numerosos puestos de trabajo.

Tras la crisis, surgieron en Finlandia gran cantidad de industrias y puestos de trabajo relacionados con la alta tecnología. También empezaron a trabajar cada vez más personas en diversas profesiones del sector servicios.

En la última década del siglo XX Finlandia se convirtió en destino cada vez más frecuente de los movimientos migratorios. Al país llegaron refugiados de muchos lugares, así como población con raíces finlandesas procedente de la antigua Unión Soviética. También se trasladaban muchas personas para estudiar o por razones laborales o familiares.

En el año 1995, Finlandia se incorporó como miembro a la Unión Europea (UE). En el año 2002, formó parte del grupo de los primeros estados miembros de la UE en adoptar el euro como nueva divisa común y abandonó así su propia divisa.

linkkiThisisfinland.fi:
Información sobre la historia de Finlandiainglés | ruso | francés | español | alemán | portugués